La Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), dependiente del Ministerio de Energia, Turismo y Agenda Digital, desestimó la semana pasada las alegaciones presentadas por la mercantil Emilio Moro contra el uso de la marca Carlos Moro en el ámbito de mercado español.

A la vez, en la misma Resolución de Concesión del pasado 16 de Octubre, la OEPM otorga la marca a Bodegas y Viñedos Carlos Moro para su uso por diez años sin restricción alguna en el mercado español, el más importante en lo relativo a las ventas.

La OEPM en su resolución afirma que “no existe riesgo de confusión o asociación en el mercado acerca del origen empresarial” y, por tanto, “no se tiene en cuenta la oposición basada en la notoriedad de la marca oponente (Emilio Moro)”.

Por consiguiente, la marca Carlos Moro, registrada ya en el mercado español para la producción y comercialización de vino desde el 30 de enero de 1997, obtiene el respaldo de la oficina española al no tener en consideración las alegaciones marcarias planteadas por Emilio Moro.

Esta resolución es un acto administrativo que da confianza a todos los operadores que contribuyen al desarrollo comercial de Bodegas y Viñedos Carlos Moro en el marco del mercado español.