Carlos Moro ha recibido en la Bodega que lleva su nombre en San Vicente de la Sonsierra a José Ignacio Ceniceros, presidente del Gobierno de La Rioja, así como a los consejeros de Desarrollo Económico e Innovación, Leonor González, y Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Iñigo Nagore y al alcalde de la localidad Javier Luis Fernández.

Para Carlos Moro “esta visita es una muestra más de la hospitalidad con la que esta maravillosa tierra nos ha acogido desde el primer día. Supone un estímulo para elaborar vinos excelentes que sean embajadores de La Rioja en el mundo.

Se trata de la primera vez que el máximo representante del Gobierno de La Rioja visita Bodega Carlos Moro, perteneciente a Bodegas Familiares Matarromera, y que ha podido conocer de primera mano el nuevo plan de inversiones que tiene previsto esta bodega para su ampliación con una previsión de 1,5 millones de euros para 2018 con los que la Bodega construirá un edificio para una nueva sala de barricas y una nueva sala de crianza de botellas con una zona social con vistas a San Vicente de la Sonsierra y la Sierra Cantabria, y con los que también se pretende mejorar las instalaciones y la maquinaria con la adquisición de nuevas barricas, de un nuevo equipamiento de análisis y nueva maquinaria para selección de uvas.

Las autoridades también pudieron catar, tras su visita por las instalaciones, los vinos que elabora esta bodega desde su primera añada en 2015, cuyas marcas son CM, CM Prestigio y Oinoz. En la actualidad, posee más de 20 hectáreas de viñedo propio repartidas en las 23 parcelas propiedad ubicadas en San Vicente de la Sonsierra  en La Rioja y Labastida en Álava y 75 hectáreas controladas localizadas en estas localidades y Ábalos, municipio anexo a San Vicente de la Sonsierra.

El bodeguero y empresario Carlos Moro ha sido reconocido este año con el Premio Nacional de Innovación por el Ministerio de Economía y Competitividad, galardón que le entregó el rey Felipe VI debido a su amplia trayectoria innovadora desde que en 1988 fundó Bodega Matarromera gracias a la tradición vitivinícola de sus antepasados.

En el año 2014 materializó su apuesta por la prestigiosa Denominación de Origen Calificada Rioja constituyendo la empresa “Bodegas & Viñedos Carlos Moro”. En 2016 abrió sus puertas al Enoturismo ofreciendo diferentes experiencias a los turistas que se acercan a esta zona de gran prestigio y tradición vitivinícola y que recorren durante su visita el impresionante calado subterráneo de 300 metros de longitud y más de 1.200 metros cuadrados y las diferentes plantas a través de un elevador panorámico desde el que se puede contemplar el proceso productivo enológico. La bodega cuenta en la actualidad con más de 2.000 barricas de roble francés y americano para unos vinos que buscan situarse en la élite de la DOCa Rioja.

Desde su constitución Bodega Carlos Moro mantiene una presencia activa en La Rioja siendo la primera empresa agroalimentaria en pertenecer al Patronato de la Fundación Riojana para la Innovación. También forma parte de Grupo Rioja y patrocina y colabora en actividades culturales y sociales.

En estos tres primeros años la bodega ha creado cuatro puestos de trabajo fijos y más de diez eventuales además de veinticinco indirectos, también ha realizado contratación a proveedores de la zona.